Toxina botulínica 

¿Qué es?

La toxina botulínica es una proteína de origen bacteriano con capacidad de bloquear la transmisión nerviosa entre la neurona y el músculo. Por estas propiedades se utiliza en diferentes patologías en las que se necesita una relajación muscular (tortícolis, espasmo parpebral o cervical, espasticidad en parálisis cerebral…) y, a dosis aún más bajas con beneficios estéticos.

A partir de 1992, la toxina botulínica se ha utilizado con fines cosméticos, éste al ser un tratamiento no invasivo efectivo se ha convertido con el paso de los años la primera elección para atenuar las líneas de expresión y arrugas.

Actualmente se ha aprobado su uso para el tratamiento de la migraña o dolor de cabeza intenso y recurrente y resulta excepcional el resultado para combatir la hiperhidrosis (excesiva sudoración) de axilas, manos y pies

¿Cómo funciona? 

El objetivo en medicina estética no es paralizar, es dar un aspecto equilibrado y relajado al rostro

La toxina botulínica actúa en la unión entre las terminaciones nerviosas y el músculo que queremos relajar impidiendo que la señal pase de uno al otro.

Al disminuir la función he dicho musculo la piel se pliega menos y las arrugas disminuyen notablemente.

¿Cómo se realiza el tratamiento? 

Cada paciente necesita un plan de tratamiento diferente. Es muy importante individualizar, observar como gesticula y que gestos causan que arruga.

Le pediremos que se ría, que ponga cara asustada, de sorpresa …para valorar que dosis poner y en qué puntos para, sin no perder expresión sino equilibrarla.

Si hay asimetrías intentaremos compensarlas, de hecho, se utiliza de manera muy agradecida en pacientes que han sufrido parálisis facial tratándoles el lado sano

La inyección se realiza con una aguja muy finita siendo muy raros los hematomas u otro tipo de reacción

¿Qué tengo que hacer después? 

No agacharse, maquillarse o frotarse la zona tratada en 4-6 horas. Tampoco utilizar gafas apretadas o casco de moto.

El efecto no empezará hasta las 24-48 horas y se estabiliza a los 7-10 días. Es posible que le citemos para una revisión a las dos semanas del tratamiento para valorar el resultado

No se trata de cambiar las facciones sino retrasar los estigmas del paso del tiempo

Principales miedos que le paciente tiene cuando piensa en un tratamiento con toxina botulínica

¿La toxina botulínica es un veneno?

A pesar de su utilización en patologías oftalmológicas y neuromusculares, la población en general tiene muchas reservas con este tratamiento, debido a que el término “toxina” tiene connotaciones negativas y, frecuentemente, se asocia a algo que pone en riesgo nuestra salud

Existen muchas medicaciones que tomamos a diario mucho más peligrosas que la toxina botulínica como pueden ser las pastillas para dormir, los analgésicos que pueden ser mortales a dosis mucho más bajas que el tratamiento con toxina botulínica.

Para uso terapéutico de la toxina se usan presentaciones de 50 a 100 U por frasco y las dosis tóxicas se consideran que son de 2,800 U es decir 28 veces más que la dosis terapéutica

¿La toxina botulínica paraliza y da un aspecto congelado a las facciones? 

Como cualquier medicamento tiene sus dosis. En Medicina estética el objetivo es relajar los músculos que se contraen demasiado sin paralizarlos. Es decir, es posible individualizar el tratamiento de tal forma que consigas un look natural. Muchísima gente lleva toxina botulínica y pasa inadvertida. En España no somos muy dados a contar los tratamientos estéticos que nos hacemos (a diferencia de lo que sucede en otros países,) pero tanto mujeres como hombres la utilizan desde hace años. Sólo nos llama la atención los casos en los que se ha puesto con mal gusto y pensamos que siempre queda así. O bien confundimos un lifting demasiado evidente o un relleno de silicona con el uso de toxina botulínica. 

La toxina botulínica ¿causa adicción?

 En absoluto, no causa ningún síndrome de abstinencia como, por ejemplo, las benzodiacepinas que tomamos para dormir o el tabaco. Lo que sucede es que como el resultado es tan favorecedor que, al igual que sucede con otros tratamientos de belleza, cuando termina su efecto, deseamos realizarlo otra vez. Es decir, la verdadera adicción es el querer estar bien. 

¿Cuál es la edad en la que se recomienda un tratamiento con toxina botulínica? ¿No seré demasiado joven? 

No existe una edad mínima. Lógicamente las arrugas de expresión comienzan a evidenciarse alrededor de los 35 -40 años, incluso antes en pieles finas y secas. Posiblemente el principal papel que tiene este tratamiento es el preventivo, ya que si actuamos muy tarde la piel tiene unos pliegues tan marcados que es muy difícil borrarlos. Lo ideal es consultar con su médico si compensa o no compensa empezar ya con el tratamiento.

La gente debe envejecer de forma natural ¿es posible con este tratamiento? 

Por supuesto, no se trata de cambiar las facciones sino retrasar los estigmas del paso del tiempo. Se trata de suavizar las arrugas que se originan por el excesivo fruncimiento de algunos músculos que arrastran a nuestra piel surcándolas de líneas. Con los años como la piel es menos elástica por la pérdida de colágeno y elastina, se pliega como la ropa demasiado seca. Esto es como estirar una sábana que lleva años doblada en el armario. No queremos poner a las personas con la misma cara, paralizarla, eso no favorece, si no suavizar las facciones quitando la cara de cansancio, de enfado …. El éxito terapéutico consiste en obtener un balance del tono muscular, con movimientos controlados que mantengan la naturalidad de la expresión y que permita exteriorizar los sentimientos.

¿La toxina me engordará la cara o los labios? 

El tratamiento con toxina botulínica no es un relleno, no engorda los labios, no engorda las caras, no pone pómulos, no deforma las facciones …. Para rellenar está el ácido hialurónico, la hidroxiapatita cálcica, …

Aquí ponemos unas gotitas de suero que lleva disuelta una proteína con una función específica por tanto no ocupa volumen ,no rellena.

¿Cuándo se me vaya el efecto estaré peor? 

En absoluto, el uso de toxina botulínica tiene un papel preventivo de la aparición de arrugas. Durante los meses en que el músculo esta relajado por su efecto la piel se mantiene más estirada y por tanto tarda mucho más en volver a arrugarse.

Pide cita:

91 199 96 23 –  638 47 69 05

logo-wasap