LASER VAGINAL DE C02 FRACCIONADO

El laser de c02 fraccionado es un laser infrarrojo que tiene como diana el agua de la piel y las mucosas. Mediante una sonda vaginal dirigimos el haz de luz en el canal vaginal en toda su extensión reforzando además la cara anterior. Con esto conseguimos una renovación de la mucosa vaginal que se densifica y se asemeja al aspecto y comportamiento de una mucosa joven. Al mejorar este epitelio aumenta la secreción, la lubricación y mejora el microambiente vaginal por lo que es el tratamiento de elección en sequedad y atrofia. Además, los tejidos de sostén que rodean la vagina se contraen y se refuerzan y por ello mejoran las incontinencias urinarias de esfuerzo leves y moderadas y la hiperlaxitud.

Otra de sus indicaciones es, mediante un aplicador externo, la atrofia de los genitales externos y la hiperpigmentación de los mismos.

Se suelen realizar entre dos y tres sesiones espaciadas un mes y la sesión dura unos 20 minutos

¿Es doloroso?

Solo es molesto en caso de atrofias importantes y un poco molesto cuando tratamos el introito u orificio exterior que es más sensible. No es necesario utilizar anestesia y te incorporas a tu vida normal ese mismo día. Eso sí,deberás abstenerte de tener relaciones sexuales una semana.

¿Existe alguna contraindicación?

Está contraindicado si existe infección y malignidad local. Para ello se ha de realizar una revisión ginecológica previa.

¿Son tratamientos definitivos?

La vida del colágeno es limitada, y aunque estimulamos su síntesis, no podemos evitar que se destruya. Por eso es necesario repetir el tratamiento cada año o año y medio.

ACIDO HIALURONICO

La infiltración de ácido hialurónico no reticulado en la región vaginal y en el introito está también indicado en los síntomas asociados a la atrofia vulvo-vaginal, la sequedad, escozor y molestias e incluso dolor en las relaciones sexuales. La finalidad de este tratamiento es estimular y rehidratar las paredes vaginales de la misma forma que hidratamos la piel del rostro con una mesoterapia facial.

Si se requiere también se puede infiltrar los genitales externos para aumentar el tamaño de unos labios mayores atróficos ,que dejan los menores demasiado expuestos lo que conlleva además de la mejoría estética, un menor roce de estos últimos con la ropa interior.

Patologías especiales de la mujer

Muchas veces nos da vergüenza consultar por cosas que parecen normales tras la edad o tras los partos. Otras veces consultamos a nuestro ginecólogo, pero no obtenemos la solución que necesitamos.

INCONTINENCIA URINARIA

Tras los partos es frecuente que se produzcan pequeños escapes de orina, incluso en mujeres jóvenes.

Hay varios tipos de incontinencia urinaria.

  • Incontinencia de urgencia
    Se da cuando la mujer tiene muchas ganas de ir al baño y no lo puede aguantar, no le da tiempo a llegar y se orina. Esto requiere otro tipo de tratamientos.
  • Incontinencia de esfuerzo
    Son pequeños escapes que se producen al toser, al hacer ejercicio , al reír. La incontinencia urinaria de esfuerzo se produce porque los mecanismos musculares y fasciales sobre los que se apoyan anatómicamente la vejiga y la uretra van perdiendo fuerza, pero también por envejecimiento de fibras de colágeno del tejido conectivo que rodean la uretra.
  • Incontinencia Mixta.  Se combinan los dos tipos.

SEQUEDAD VAGINAL

Uno de los problemas más comunes es la sequedad vaginal que viene asociada a otros síntomas de la menopausia o a mujeres que, tras un tratamiento oncológico, tienen que tomar fármacos que bloquean la acción de los estrógenos

Los síntomas asociados a la menopausia son:

  • Sequedad vaginal
  • Disminución de la lubricación
  • Dolor con las relaciones, disminuye la excitación y, por tanto, el deseo sexual es nulo

En la exploración se observan son que los labios mayores se hacen un poco más pequeños, la pared de la vagina se vuelve más fina y más lisa, menos elástica e incluso existe un pequeño sangrado cuando introduce el espéculo.

Al rechazar las relaciones por el miedo al dolor, el número de estas disminuye lo que conlleva más atrofia, más insatisfacción y más frustración.

ATROFIA DE LA MUCOSA

Además de la sequedad, como en la mujer post menopáusica disminuyen los estrógenos porque los ovarios dejan de funcionar, la mucosa de la vagina se queda cada vez más delgada. Al quedarse más delgada el recambio celular no se realiza con normalidad y la flora bacteriana beneficiosa  y necesaria (los lactobacillus) disminuye. Esto aumenta el PH y crecen otras bacterias como la Candida . Clínicamente esto se traduce en picor, ardor y malestar

LAXITUD O FLACIDEZ VAGINAL

Aunque no es fácilmente medible es muy frecuente que tras los partos vaginales se observe una mayor amplitud del conducto vaginal. Esto conlleva a unas relaciones sexuales menos placenteras para ambos miembros de la pareja pero puede tratarse.

“No te preocupes, no tienes por qué conformarte, hay soluciones”

Solicita Consulta o una Evaluación de tu Caso

Pide cita:

91 199 96 23 –  638 47 69 05

logo-wasap