El estrés y las alteraciones hormonales afectan a la producción de grasa, la mala alimentación también lo hace.
Una de las cosas que más engrasa el pelo es una alimentación rica en calorías, en azúcares de absorción rápida y en lácteos.

La clave para que nuestro pelo sea menos graso es llevar una vida equilibrada en todos los sentidos: sueño, alimentación y hábitos de vida. Y el tema de intentar sacrificar algún que otro lavado NO FUNCIONA. Evidentemente, esto no significa que nos vayamos al lado opuesto y tengamos que lavar el cabello todos los días sí o sí. Se trata de lavar nuestro pelo cuando lo necesita y está sucio.
El cuero cabelludo es piel y requiere una higiene. Cuando el pelo está sucio, hay que lavarlo en la zona de la raíz, con un champú adecuado, aclarando bien con agua tibia y dejando que se limpie el tallo del pelo.

 

Seguir leyendo en
en //www.vogue.es/belleza/articulos/pelo-entrenar-se-ensucie-engrase-menos-distanciar-lavados-opinion-dermatologos

DRA. PALOMA CORNEJO, dermatóloga en estética avanzada.

 

Solicita consulta online

Solicita una cita online o evaluación de tu problema

Solicitar Cita Online