En el siguiente artículo participo junto a otros colegas hablando de la importancia que tiene la alimentación en nuestra piel.

 

Se ha asociado el acné y la seborrea a las dietas hipercalóricas, tanto a las ricas en hidratos de carbono con alto índice glicémico, como a los ácidos grasos. Y sí, algunos pacientes de acné o seborrea, cuando siguen dietas pobres en grasa restringiendo los lácteos, mejoran. Mas no es por evitar la lactosa, a veces se la culpa de los granos, sino por no tomar los ácidos grasos de la leche.

 

Ayunos y detox: quizá sea bueno para tu piel, pero es pésimo para todo lo demás.

Analizando la depuración como ingerir frutas, verduras y añadir mucha hidratación, encontramos un alto aporte vitamínico y de agua. Esto es positivo para la piel, pero estamos hablando de una dieta restrictiva, con carencia de otros alimentos, por lo que deberá practicarse solo puntualmente.

 

 

Seguir leyendo
en https://elpais.com/elpais/2018/11/22/album/1542884658_035981.html

DRA. PALOMA CORNEJO, dermatóloga en estética avanzada.

 

Solicita consulta online

Solicita una cita online o evaluación de tu problema

Solicitar Cita Online