La dermatóloga Paloma Cornejo, de la AEDV y asesora de H&S, recomienda lavar el cabello siempre que esté sucio, acabando con otra de las falsas creencias, que limpiarlo a diario es perjudicial o contribuye a la caída: “Depende de la necesidad de cada uno. Si se ensucia mucho, con mayor frecuencia. De lo contrario, cada dos o tres días“. Lo recomendable es realizar dos lavados, de ahí que se prefieran productos menos agresivos. El primero, más ligero y, en la segunda aplicación, en mayor profundidad y tratando el cabello, coinciden los expertos. Un buen aclarado es fundamental. “Lo idóneo es usar agua tibia. La fría no elimina bien la suciedad y la caliente reseca demasiado”.

Leer todo el articulo: //www.elmundo.es/vida-sana/cuerpo/2017/03/11/58b99223468aeb62418b45ba.html