¿Qué es la COUPEROSIS o CUPEROSIS?

La cuperosis corresponde a las dilataciones de los pequeños vasos superficiales de la piel situados en la superficie de la dermis. El término médico correspondiente a estas dilataciones vasculares es telangiectasias.

Suele afectar a las mejillas, nariz y barbilla de hombres y mujeres

El tamaño de los vasos es variable y por tanto el color. Los vasos finos son más rosados y los vasos gruesos más azulados Por lo general el hombre suele consultar por vasos más gruesos

Cuando las telangiectasias son difíciles de distinguir a simple vista y el enrojecimiento predomina, entonces estamos hablando de eritema o rojeces. De forma lógica, el término general derivado de una combinación de las dos variantes sería la eritro-cuperosis.

¿Cuál es su causa de la cuperosis?

En la mayoría de los casos, la cuperosis no corresponde a ninguna patología subyacente, su aparición es lenta y progresiva. Suele ser consecuencia de una predisposición genética (más frecuente en personas nacidas en el norte de España) que, junto al daño solar sufren de debilidad de la pared capilar lo que favorece su dilatación. Otras veces lo que sucede es que son personas con tendencia a enrojecer súbitamente y a largo plazo el vaso cede y queda permanentemente dilatado.

Finalmente, la couperosis puede representar una forma de rosácea. Otras manifestaciones de la rosácea son los eritemas y pápulas (pequeños botones) rojas e incluso pústulas parecidas a las del acné.

 ¿Se pude prevenir?

Los pacientes con couperosis deben utilizar protección solar, evitar las fuentes de calor y, si existe enrojecimiento súbito, evitar los desencadenantes (alcohol, picantes, cambios de temperatura).

En consulta le aconsejaremos que cosmética debe utilizar para disminuir la tendencia a enrojecerse y a mejorar la calidad de la pared capilar

Si existe rosácea necesitará además un tratamiento con fármacos tópicos y/o sistémicos.

¿Se puede eliminar la couperosis o cuperosis?

La eliminación de la couperosis se realiza con laser o luz pulsada. Estos sistemas utilizan el pigmento rojo de la sangre (hemoglobina) para calentar los vasos y destruirlos. Generalmente hacen falta unas dos a tres sesiones para que los vasos visibles desaparezcan. La calidad de la piel mejora notablemente, el número de brotes de enrojecimiento súbito y la intensidad de los mismos disminuye y la rosácea mejora.

¿Necesitas eliminar la cuperosis? solicita una consulta.

Pide cita:

91 199 96 23 –  638 47 69 05

logo-wasap