Existe una enfermedad de la vulva de la que se habla muy poco. Se trata del Liquen escleroatrofico vulvar y lo sufren muchas mujeres afectando a su calidad de vida, sus relaciones sexuales e incluso puede tener un potencial maligno.

Es una patología que tratamos tanto los dermatólogos como los ginecólogos y nos da muchos quebraderos de cabeza. Os lo cuento en mi blog

 

EL LIQUEN ESCLEROATROFICO VULVAR

 

¿Qué es en liquen vulvar?

El liquen vulvar es una inflamación crónica que afecta a la vulva y región perineal de las mujeres especialmente tras la menopausia, aunque también puede afectar al prepucio de los varones y a mujeres jóvenes e incluso a niñas. Es una enfermedad infradiagnosticada ya que las pacientes dan muchas vueltas hasta llegar al diagnóstico correcto. La causa es desconocida, pero pudiera ser una alteración inmunológica, una carencia hormonal, secundaria a traumatismos… pero lo que está claro es que no es de causa infecciosa.

 

¿En qué consiste?

Aunque existen casos asintomáticos lo normal es que la paciente consulte por ardor, picor y escozor vulvar sobre todo nocturno, dolor con las relaciones sexuales, con la micción (disuria) o al defecar. Debido al dolor se evitan las relaciones sexuales.

 

En la exploración encontramos una placa blanquecina, enrojecida, grietas y fisuras e incluso pequeñas hemorragias. La piel parece “papel de fumar” y con el tiempo se va adelgazando con lo que se vuelve cada vez más frágil pudiendo aparecer ulceraciones que cicatrizan estrechando los orificios naturales, Con el tiempo la arquitectura vulvar se pierde reabsorbiéndose los labios que se fusionan dejando una mínima apertura hacia la vagina siendo las relaciones sexuales imposibles.

 

¿Cómo se diagnostica?

Tras la sospecha clínica es conveniente realizar una pequeña biopsia para confirmar el diagnostico.

 

¿Como se trata? El liquen vulvar desgraciadamente no tiene cura pero puede mantenerse a raya para disminuir los síntomas y evitar su progresión. El tratamiento inicial consiste en emolientes, jabones suaves, lubricantes y corticoides potentes. Según la respuesta se irán valorando otras posibilidades como los corticoides intralesionales, los inmunomoduladores, el láser.

 

¿El láser puede ser útil en el Liquen vulvar? 

Por su poder de destrucción selectiva y regeneración posterior, el láser parece estar dando resultados esperanzadores para revertir la atrofia y disminuir los síntomas. Se suele realizar tres sesiones bajo anestesia tópica o local espaciadas un mes. Se suele realizar cuando los tratamientos de primera línea han fracasado.

 

Y recordad: Es muy importante el diagnóstico y tratamiento precoz para evitar las cicatrices que pueden llegar a estrechar, atrofiar la vulva e incluso a provocar su degeneración maligna.

Si sufres de estos síntomas consúltanos. Puede ser liquen.

 

 

DRA. PALOMA CORNEJO, dermatóloga en estética avanzada.

 

Solicitar Cita Online